Ataques de pánico

Ataques de pánico: La agorafobia es un trastorno de ansiedad. Que consiste en el miedo a las situaciones o lugares de donde es difícil escapar o donde no se podría disponer de ayuda en el caso de aparecer una crisis de pánico. La agorafobia es el trastorno fóbico más incapacitante, que no remite con el paso del tiempo y que se trata con mayor frecuencia en la clínica.

Es frecuente encontrar un problema físico en los inicios del desarrollo de este trastorno: problemas de cervicales, bajadas de tensión por calor o hipoglucemia, un atraco, síndrome cafeínico, una caída en personas mayores, por stress post-traumático, un dolor físico.

El agorafóbico suele tener mucha estimulación, no sólo es un único sitio, puede que por un ataque de pánico en un lugar público, condiciona luego público a la ansiedad, en el inicio tiene un problema físico en la calle, esto desencadena, que no explica, esa agorafobia, “voy por la calle, en carrefour… y me da un mareo en un centro comercial y asocian eso, por eso van siempre también acompañados.

Objetos que llevan para reducir activación y controlar los ataques de pánico:

Medicación, botellita de agua de Lourdes, periódico… todos aquellos objetos a los que le atribuyen la función de relajarse. Muchos no vuelven a salir sin la pastilla y eso será un objeto terapéutico. Muchos se sienten protegidos utilizando gafas de sol, le dan algo de seguridad. También pueden buscar que haya cerca policías, centros ambulatorios… No cogerán un transporte público de largo recorrido. Suelen ir siempre por los mismos sitios y con las mismas personas, un cambio suele ser un estresor.ataques de pánico

Los ansiolíticos y el alcohol mejoran al agorafóbico, no a la agorafobia, le permiten hacer más cosas.

Tiene miedo a volverse locos, ya que no entiende lo que les pasa, entra en juego el miedo, que les influye muchísimo, se relajan cuando se les explica lo que les ocurre. La aparición y frecuencia de los ataques dependerá de los estímulos sustitutos que sea capaz de generar. Buscan respuestas, ¿por qué me pongo así en el carrefour, por qué me pasa durmiendo, me estoy volviendo loco…?

Lo que se plantea es que el trastorno de pánico existe:

  1. Sobreestimación de la probabilidad del hecho temido.
  2. Sobreestimación de la intensidad del hecho temido.
  3. Infravaloración de los recursos para afrontarlo.
  4. Infravaloración de los factores protectores.
  5. Anticipación catastrofista de las consecuencias de los síntomas con un elevado nivel de miedo a las sensaciones corporales.

Además de las valoraciones las investigaciones demuestran una estrecha relación entre pánico e hiperventilación. Los efectos directos de la hiperventilación son la hipocapnia (reducción del CO2) y el aumento de pH sanguíneo. Ambos efectos inducen inicialmente síntomas somáticos tales como disnea, taquicardia y palpitaciones que a su vez por un feedback positivo se incrementa, produciéndose al final un ataque de pánico.

Cuando coges más oxígeno de que toca, se produce un desequilibrio, esto conlleva la sensación de ahogo, por eso se respira en una bolsa, para coger CO2 y no tanto O2 (oxígeno), la función de la bolsa es la de equilibrar. La hiperventilación es importante en todos los trastornos de ansiedad, pero es muy importante en ataques de pánico.

Teléfono: 638 055 730     www.alemarpsicólogos.es   – Ataques de pánico Valencia – Alemar Psicólogos

¡Llámanos!
638 055 730